jueves, 12 de marzo de 2009

martes, 10 de marzo de 2009

LUDOBUS CHILE TEMPORALMENTE FUERA DE SERVICIO

eSTIMADOS AMIGOS Y AMIGAS, POR EL MOMENTO NOS ENCONTRAREMOS IMPOSIBILITADOS DE PODER ACOMPAÑARLOS CON LOS JUEGOS DE LOS CINCO CONTINENTES POR DESPERFECTOS MECANICOS DE NUESTRO LUDOBUS CHILE AGRADECEMOS VUESTRAS VIBRACIONES POSITIVAS Y CUALQUIER AYUDA SE PUEDEN CONTACTAR CON NOSOTROS VIA CORREO ELECTRONICO ludotecario@ludobuschile.cl
ludotecario@hotmail.com
ESPERAMOS PRONTO SOLUCIONAR LOS DESPERFECTOS Y ADQUIRIR UN ALTERNADOR NUEVO Y REPARAR NUESTROS FRENOS, SIN OTRO PARTICULAR Y ESPERANDO SUS BUENAS ENERGIAS
EQUIPO LUDOBUS CHILE


Celebración Día de la Mujer en La Florida

Hay gente que no es consciente de su profunda tendencia a ser esclavos. Quieren ser esclavizados porque mientras son esclavos toda la responsabilidad pasa a ser de quienes los esclavizan. A menos que estés listo para asumir toda la responsabilidad de tu vida, algo en ti siempre querrá la esclavitud, porque sólo el esclavo está libre de toda responsabilidad. Pero, un esclavo no puede ser un amigo; él está buscando un amo, no un amigo.
El hombre casi ha vuelto loca a la mujer. Es un gran milagro que sobreviva inmersa en una sociedad en la que los gobiernos han sido creados por hombres; todas las leyes fueron hechas por los hombres, todas las sociedades fueron concebidas por y para hombres, así como los sistemas educativos. ¿Cómo ha sobrevivido la mujer? Es un milagro.
A mi entender, este milagro ha sido posible gracias a su amor. A pesar de que el hombre la ha maltratado, le ha seguido amando. A pesar de haber sido encadenada y esclavizada, ha continuado siendo madre, hermana, amante e hija.
Su supervivencia frente a tantos atropellos de su personalidad, sólo es posible porque la Existencia la necesita más que al hombre. La Existencia ha protegido a la mujer porque la mujer es la madre de donde toda la vida fluye. A través de su amor aún sigue cantando, sigue bailando aún y todavía queda algo de belleza y algo de gracia en el mundo.
Las mujeres constituyen la mitad de la población. Si son liberadas, si se les devuelven sus derechos básicos, finalmente ocurrirá la tremenda metamorfosis que es absolutamente necesaria.
A la mujer no se le ha permitido contribuir en otra forma más que con niños. Sin embargo puede contribuir en mucho y la calidad de su contribución será totalmente diferente. Tendrá más belleza, será más vital, tendrá más amor, será más jugosa.

Osho